conocerlamente

¿Que es la inducción mental?

La inducción mental es una técnica con la cual mediante energías nos es posible trabajar y manipular en cierto modo la mente de un paciente. La manipulación es mínima pero cuando se trabajan los puntos adecuados se logran resultados increíbles. En nuestro caso estamos realizando sesiones diarias de 1 hora trabajando el subconsciente ya que es la parte mas vulnerable de nuestra mente. Con esto conseguimos un cambio progresivo por repetición de una idea, idea que puede marcar el cambio en una vida.

Por ejemplo con un pack de sesiones de 2 a 3 semanas es posible reducir la adicción a la nicotina a 0.

Comienzos de la Inducción Mental

El control mental lleva entre nosotros cientos de años, pero claro con nombres como hipnosis, brujerías, rituales, algunos tipos de terapias… Son largas las generaciones de estudio del control mental al igual que muchos derivados de este. Pero la inducción mental en si apareció a comienzos del año 1995 donde dejaron de lado la manipulación global de la mente y se implemento una nueva idea que seria el trabajo de un punto concreto, el subconsciente. Tras las primeras pruebas en pacientes con un alto C.I. se pudo ver un gran cambio de interés en la idea que se le estaba induciendo. Se estaba trabajando el subconsciente y tras algunas semanas de trabajo se vio como esa pequeña implementación inducida hacía unas semanas se hacía cada vez mayor en el campo neuronal del paciente. Se pasó de trabajar solo el subconsciente a conseguir derivar una idea a un estado global de la mente. Este método se siguió desarrollando hasta lo que conocemos hoy en día como inducción o control mental.

 

La aplicación de este método no es igual de efectiva para todos, hay casos y casos, y miles de métodos de trabajo. Lo que si que sabemos es que la posibilidad del cambio está ahí.

En qué consiste el trabajo y como se aplica.

Se trata de una inducción directa a la parte del subconsciente de la mente mediante un vínculo formado previamente por el cual realizaremos las sesiones diarias correspondientes.

El vinculo llega a ser la parte mas importante del trabajo ya que si no se consigue establecer la conexión necesaria entre terapeuta y paciente es imposible continuar. Para la correcta realización del vinculo se deben tener en cuenta todos los factores necesarios para una correcta sincronización tales como; estado anímico, estado mental, media del cociente intelectual, estado neuronal, problemas fisiológicos a tener en cuenta y demás. Todo esto y mas se analiza en un exhaustivo estudio al paciente antes de empezar el trabajo. La preparación de una sincronización puede tardar entre 2 y 3 días. Tras esto pasaríamos a trabajar el subconsciente.

 

El subconsciente es la zona más vulnerable de nuestro cerebro, aquí pasaremos a inducir nuestra idea, sea un recuerdo o una idea propia/nueva que nosotros queramos generar.
Dos matices:

  • Generar una idea, una intención, un sentimiento desde cero conlleva un tiempo de trabajo mayor que recuperar un sentimiento o por ejemplo un amor que ya existió anteriormente.
  • Realizar un trabajo de restauración para recuperar una pareja o reforzar una relación a base de recuerdos, momentos ya vividos nos es más fácil ya que el paciente ya posee un sentimiento el cual lo único que necesitamos es volverlo a despertar.

Una vez puesto en marcha dependiendo del método que estemos aplicando, los horarios y las estadísticas base de nuestro paciente el trabajo del subconsciente puede durar una media de 2 semanas. En el momento que el trabajo este en una fase ya avanzada que podamos ver cambios en la parte consciente donde el recuerdo o idea inducida están cogiendo forma y nos están proporcionando ya respuestas positivas en el paciente pasaremos a trabajar también la parte consciente donde guiaremos esos cambios en la dirección que nosotros deseamos, digamos que vamos a moldear y retocar nuestros avances.

El consciente ya hemos llegado a la fase clave del trabajo donde lo inducido al subconsciente está repercutiendo también en el consciente.
¿Qué quiere decir esto? Por ejemplo: si estamos trabajando con recuerdos, el entre sueños y pensamientos inconscientes se esta dando cuenta de que echa de menos algo.
En este punto donde los recuerdos y los sentimientos ya han llegado y se han familiarizado en su consciente pasaremos de trabajar el subconsciente a trabajar directamente la parte consciente del cerebro, donde la inducción será mas precisa y la reacción más temprana. Con esta ultima parte reforzaremos ese pequeño sentimiento y se generara una nostalgia progresiva a ese recuerdo que repercute directamente a al cliente que quiere recuperar a ese paciente.

aaaadddd

Aprovechemos el Sueño

El momento idóneo para realizar las sesiones es en los momentos donde el paciente tenga la mente más despejada, lo habitual es realizarlas tras las 3 primeras horas de conciliar el sueño ya que será el momento de mayor vulnerabilidad de su mente. También un buen descanso nos será de ayuda para una mayor optimización de las sesiones.

1comosolucionoconflictospareja-1000x520

Evitar los conflictos

Es imprescindible evitar los conflictos en la medida de lo posible dentro del tiempo del trabajo de inducción mental. En un posible conflicto lo ideal seria procurar entenderla\o e intentar entrar en razón o incluso fingir un entendimiento para no agravar la situación. El fin es causar comodidad  y un bienestar con la cual buscaremos recuperar la confianza de esta persona.

descarga

Momentos de estrés

Es importante también procurar librar a la persona de momentos de estrés en todo lo posible. Seria de bastante ayuda que incluso fuera de momentos de trabajo (sesiones de inducción) esta persona pueda estar tranquila sin agobios ni problemas uno tras otro. De esta manera tendrá mas tiempo y espacio para lo que hayamos inducido anteriormente y así podremos acelerar un poco el proceso.

Comenzar el Trabajo

Para comenzar tu trabajo puedes contactar conmigo vía correo o teléfono sea llamada, mensaje de texto o whatsapp. Estaré encantado de atenderte.